Face your past without regret. Handle your present with confidence. Prepare for the future without fear.

24 de oct. de 2011

¿Qué es el Sustrato, Superestrato y Adstrato lingüístico?

Antes de explicar la significación lingüística de los términos de Sustrato, Superestrato y adstrato, será mejor situarnos brevemente en la evolución de la lengua castellana en la península ibérica...

La historia de la España primitiva comienza con las culturas prerromanas que dieron inicio a la evolución del español como lengua en sí. En sus inicios, los territorios españoles estaban habitados por los pueblos Íberos y los Celtas; estos dos pueblos con el tiempo se terminaron fusionando por la convivencia y contigüidad de sus territorios, dicha fución dio como resultado al núcleo Celtíbero. Luego con la llegada de los Fenicios se fundaron varias ciudades costeras por la cara sureste de la península, este pueblo fue el que dió nombre al territorio ibérico: Hispania. Los Griegos también estuvieron conviviendo en la península, y su influencia se transmitió a través del idioma, así como los Cartagineses, que estuvieron en la península para tratar de vencer a Roma en la I guerra púnica como estrategia.
Después de que la península de Hispania fuese invadida por los romanos y pasara a ser parte de su Imperio, el principal legado que dejaron fue su lengua: el latín. La implantación del latín supuso la pérdida progresiva de la mayoría de las lenguas prerromanas, aunque algunas se unificaron lingüísticamente dando lugar al Latinismo (apartado que explicaré más a delante con otros orígenes de las palabras que hoy por hoy utilizamos).

Los dialectos romances también recibieron la influencia de los pueblos germánicos y árabes. En el siglo V d.C. los suevos, los vándalos, los alanos y principalmente los visigodos aceptaron la lengua y la cultura hispano-romana. En el año 711, los árabes invadieron gran parte de la península exceptuando algunos núcleos donde los visigodos se negaron a someterse al dominio musulmán; casi ocho siglos de la presencia árabe junto con el latín marcaron grandes influencias en la lingüística del castellano.
Así pues, hay que tener en cuenta que la lengua española proviene en un 60% del latín, un 15% del griego, un 10% del árabe, un 10% del germánico y un 5% de otras lenguas.

Sustrato lingüístico

El concepto en sí del sustrato lingüístico como fenómeno se refiere a la influencia de la lengua invadida sobre la propia lengua invasora.
Es la influencia que recibe una lengua distinta por la lengua originalmente hablada en los pueblos conquistados.
La teoría del sustrato lingüístico se daría sobre todo a nivel léxico, y en menor medida a nivel fonológico; a la gramática y a la sintáxis no parece explicar nada.

Superestrato lingüístico

Es la contrapoición del concepto de Sustrato. Es aquella lengua que se ha extendido por otro dominio lingüístico y que puede ser abandonada a favor de la lengua oriunda, sin embargo, esta permanecerá con influencias de la lengua invasora.
El superestrato es el conjunto de características léxicas, fonéticas y gramáticales dejadas sobre una lengua por los conquistadores que hablan una lengua distinta. En resumen, es el conjunto de características lingüísticas dejadas por una lengua invasora.

Adstrato = Parastrato lingüístico


Es el influjo mútuo de dos lenguas o dialectos vecinos. También es la influencia parcial de una lengua sobre otra por la contigüidad geográfica o por convivencia, incluso por coincidencia en el tiempo. Por ejemplo, el árabe fue adstrato del español; ambas lenguas se influenciaron, pero en su tiempo ninguna de las dos ensobreció a la otra.

1 comentario: